Deportivas

Caballos trotan contra números “raros”

Hace siete días, en estas mismas páginas, comentamos que los guarismos para los Alazanes, junto con su vida, se iban agotando en la 58 Serie Nacional de Béisbol (SNB).

Aquel estado de “terapia” parece haber cambiado un poco en las últimas fechas, pues Granma pasó del lugar 14 en la tabla de posiciones al 11 (12 victorias con 15 derrotas) y ahora se encuentra a juego y medio del puesto ocho, que marca la zona de los comodines.

Los vientos también han variado porque los bicampeones de Cuba, por primera vez en la SNB, ganaron dos subseries seguidas (Isla de la Juventud y Pinar del Río) y esos triunfos siguen ilusionando a peloteros, aficionados… fanáticos.

Sumemos que el bateo, dormido casi hasta la mitad del torneo, ha levantado puntos en el average, con un ligero despegue  en la producción de extrabases, que incluyeron cuatro jonrones en el partido efectuado, el miércoles, en Yara.

El mejor signo es que tres de las cuatro victorias conseguidas ante Piratas y Vegueros fueron viniendo de abajo en el score. Dicho sea de paso: las dos derrotas de esas subseries se produjeron por la mínina: 5-6 frente a los pineros y 3-4 versus los vueltabajeros.

Sin embargo, no debemos cegarnos ante la dura tarea que tienen por delante los Alazanes. Se ha repetido que de los 18 partidos restantes en la fase clasificatoria deberán ganar 12 para entrar a los comodines, una cifra bien complicada, teniendo en cuenta sus próximos rivales: Las Tunas,  Ciego de Ávila, Matanzas, Artemisa, Industriales y Villa Clara, por ese orden.

¿Podrán conseguirlo?  Un pronóstico del Grupo de Investigación de Béisbol (GIB), que utiliza fórmulas “sabermétricas” calculando los diferenciales de carreras (anotadas menos permitidas), le da a los Caballos solo cinco victorias en lo que resta del campeonato. Es decir, que los pupilos de Carlos Martí concluirían apenas con 17 victorias y ¡28 derrotas! en esta justa. Quiera el destino que ese estudio llegue a los ojos de los vigentes monarcas y sirva para estimular una galopada de corceles.

Por fortuna, tales “números científicos y raros” no tienen presente las motivaciones de los atletas. Los de esta provincia se le ve con mucho más deseos que al principio de la campaña. En ese despertar ha influido mucho la entrada al line up del torpedero Wilfredo Sánchez, quien le impone brío al conjunto por su ofensiva y manera de jugar. Asimismo, ha ayudado el “pinchazo” de Alexquemer Sánchez, pelotero con muchas potencialidades que estuvo en un letargo durante casi 20 turnos al bate.

Una buena noticia para los parciales del elenco es que Joel Mojena, salvador del juego del miércoles y ganador del de ayer, ha realizado muy buenas presentaciones en esta fase y puede ayudar bastante a la selección en lo que queda de la etapa clasificatoria. Él y Erluis Blanco, el primero con cuatro victorias y el segundo con tres, han sido, por mucho, los mejores lanzadores de los Caballos.

Si los Alazanes pudieran contar con los servicios de los lesionados Roel Santos y Yoelkis Céspedes… sería ideal. Probablemente estén aptos para la gira por el centro y el occidente del país, aunque como dijo el médico de la selección, Rudy Espinosa, eso dependerá mucho de la voluntad de ambos y de cómo asimilen el proceso de rehabilitación.

Veremos cómo evolucionan Carlos Benítez y Avilés; el intermedista viene padeciendo de una lumbalgia desde hace días y tuvo que salir del diamante el jueves; mientras el primera base está jugando con un tobillo golpeado.

De cualquier modo habrá que ir al terreno a luchar por el honor de ser los actuales campeones.

(Tomado de La Demajagua)

Acerca de adminbp1868

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *